jueves, 10 de julio de 2008

Ecuánime, como el Sol


Bienvenidos a un nuevo post Sinérgico.

Si tiene dificultades en concentrarse en la expansión de su energía, o la idea del altruismo le parece descabellada para estos tiempos materialistas, no se alarme, es sólo su ego tratando de sobrevivir y hacerse un espacio en este mundo… jajaja

Un buen ejercicio a contemplar es el de imaginar que usted mismo brilla como un millón de soles o bien visualizar que es una estrella suspendida en el cosmo.

La lógica del ejercicio es muy simple. Un sol es un cuerpo celeste cuya característica principal es la de emitir una gran cantidad de energía, y lo más bello de todo es que no discrimina a quien. Teniendo en cuenta esto durante su meditación en ser sol se dará cuenta que la sensación de ecuanimidad surge sin dificultad. Puesto que el sol es algo que tenemos muy presente en nuestras vidas facilita aún más el entendimiento de la emoción ecuánime. En un abrir y cerrar de ojos comenzará a sentir como fluye la energía por su columna, proporcionando un calor intenso en su corazón.

Puede volverse más creativo aún e imaginar que todos los seres sintientes son otros cuerpos celestes en el continuo tiempo espacio a quienes baña de amor (luz).

¿Lo ve? es muy fácil! Jajajaja

Si gusta luego puede culminar su ejercicio en una disolución, permaneciendo en calma mental.

Un buen día para todos!

1 comentario:

Fran... dijo...

que lindo el ejercicio!!!

como siempre bruno, you inlight me!!!
jajajaja

oye ayer dieron Naquoykasti en el I-sat, ojala la hayas visto u ojala puedas verla eventuelmente.

saludos free thinker!!

Invitación al asombro

Y quien dijo que la inteligencia se limitaba sólo al hombre?