jueves, 11 de enero de 2007

Antipoesía...


Salto all vacío

Transcurre un recuerdo o un sentimiento, y me estremezco. Dejo al pensar en una aurora fantasmal un suspiro, que desgarra mi ser al pensar que sólo pueda existir en un sueño y entonces me transformo en el observador del tiempo, un navegante que deleita su piel con las gotas que salpican su rostro, pero que tan pequeñas como su existencia rebasan la imaginación de este simple momento. Veleta. Viento y timón desaparecen en su sencillez pero al introducirlas en la acción y se enjuagan en el intelecto, junto con el fútil deseo de dominio pierde su belleza y su naturaleza celestial. Y porque no decirlo, su vacío...

(En una nube) miles de destellos me acercan a esa respuesta que no debo buscar y que yace ahí, sin forzar, en la ironía de su propio existir, en una risa, en un grito, en el estiércol de perro dejada al azar por ese perro vagabundo ese día, en ese día sin número, en un puñado de tierra lanzado al aire, mientras mi amigo, mi ser viento lo esparce con delicadeza sobre el suelo colocando su átomos entre otros y así sucesivamente en un azar aparente, que re siente y mi ente. En un sonido.

Después del camino vuelvo, dejo el camino porque soy camino... ¿pero como vas a saber en realidad?, dejo atrás arreboles confusos y me agracio en la mirada, en una honda bocanada, que nada no más lejos de la mente, sólo reposa, suave, en paz. Y así, en un sinfín de explicaciones que tranquilizaron las mentes de los ansiosos en una llamarada de efectos especiales, dejó tras de sí sólo un cuerpo y una meta, (para otros quizás). Mientras en el horizonte desaparece el océano queda sólo el barco flotando.

1 comentario:

serpiko dijo...

hola bruno, soy raúl, el español que conociste en san pedro, interesante tu blog, desvarías un poco pero sin perder el sentido de lo que dices. Oye un saludo, espero que todo bien por el norte de chile, por cierto aún me tienes que mandar las fotos de san pedro con la bicicleta por el licancabur y demás, y visita también mi blog!
cuidate

Invitación al asombro

Y quien dijo que la inteligencia se limitaba sólo al hombre?